Croquis

Cada una de las estrías trazadas en los dedos,
guardan en su borde la línea de un camino.
Hechos con los mismos componentes
casi tocándose, formando bucles,
bucles ondulados a ojo de lupa
con las mismas cualidades,
dueños de su propia figura.Finos surcos
equidistantes, casi juntos,
fabricando huellas
huellas signando rostros
rostros que son de todos,
el mío.

Rostro lectura de evidencias.
Renglones agudos de los ojos
fachada de rutas paralelas
curvas de los bordes labios,
descenso de la gravitación
sobre la periferia.

Periferia de un ombligo isla
isla abrazada por rejillas
rejillas de dos nombres,
dos veces verticales
dos veces se abren.

Aberturas que las manos cierran,
manos con trazos perpendiculares,
coincidentes filas de cadenas
bisectrices entre los siete montes,
de un solo valle.

Cada una de las estrías trazadas en el cuerpo,
guardan con su borde testimonio de un camino.
Camino de un lacio llano
o de oblicuo accidentado.
Llagas suaves o profundas,
a veces claras, a veces difusas.

Deja un comentario

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *