Gotera

Rocío Rosete Fonseca

Dentro del anublado esqueleto negro.

En tu franja de silencio. Asoman máculas blancas.

Candilejas de algún escollo añejo

que se anuncian detrás de tu mirada.

Quebrantado permanecerá tu tronco,

de anómala genética

con la misma electricidad del aura,

por el miedo del invadir pariendo

a los ojos de las células que avanzan.

 

Si las líneas de tus manos mienten.

¿Podrás mandar ahora en tu cuerpo?

¿Detendrás la polución de ese ejército?

¿será a ti, lo que obedecen?

 

Aisladas estarán contigo ráfagas bengalas

diseminando lento,

preparando el momento en que te enfrentes,

a la adhesión de vida propia que no para.

Con alburas anormales y solemnes

el fulgor ultravioleta te defiende.

 

Son tuyas las unidades que ya mandan

a quitar el tizne del ultraje de esas marcas.

La alquimia abre luces corta-fuegos

marchan lento,

muy lento,

al nódulo, pieza de la entraña,

voz que en la oscuridad ya te habla.

Deja un comentario

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *