Sobre el proyecto

La revista Callejero es una publicación cultural periódica que se enfoca a la crítica, producción y difusión cultural. El proyecto cuenta con una sede en la Ciudad de México y colaboradores en otros puntos de la República Mexicana.

Misión

La producción de contenidos culturales críticos que se centren en uno o varios de los tres ejes que perseguimos:

  • Crítica: Por crítica cultural nos referimos al ejercicio reflexivo en torno de contenidos culturales (los cuales representan síntomas o aspectos específicos de la cultura en la que son producidos) para la producción de análisis formales de corte académico (sin encerrarnos en el rigor que el academicismo exige) enfocados a promover la participación de la audiencia en discusiones donde las ideas se enfrenten unas a otras, no así las personas. La crítica cultural no es, bajo ningún concepto, el emitir comentarios que desprestigien de manera infundada la opinión o trabajo ajenos.
  • Difusión: Esto es el hacer disponible al público los contenidos y ofertas culturales (los diferentes trabajos, eventos y actividades culturales), de los que no tendrían conocimiento o acceso de otra manera, promoviendo la interacción con el fin de generar en ellos el personal interés por la búsqueda de la cultura. La difusión cultural no es solamente la propagación indiscriminada de datos.
  • Producción: Entendido como el ejercicio consciente de un productor que, a su vez, hace consciente al público que lo disfruta a través del contenido que les ofrece, la producción cultural es esencial para propiciar en el público una capacidad apreciativa intersectada por la conciencia crítica. La producción cultural no es poner el título de arte a cualquier cosa, mucho menos ofrecer contenidos culturales de manera indiscriminada.

Visión

Lo anterior, desde nuestro punto de vista, sólo puede lograrse al romper la barrera existente entre los productores de contenidos y la audiencia que los consume. Esto lo lograremos valiéndonos de las  nuevas tecnologías de la información para la producción y distribución de los contenidos, así como de las actividades a realizar.

Fundamentación

Para nuestro trabajo, partimos de la idea de que los individuos, como agentes activos en la producción de la cultura, se encuentran ellos mismos inmersos en dicha cultura, la cual los atraviesa, moldea y transforma, formando así las sensibilidades que imprimen en su propia producción cultural. La toma de conciencia de esta doble relación es el primer paso para la transformación consciente, tanto de la cultura, como de los individuos. Para propiciar esta toma de conciencia es necesario hacer disponible a los individuos las herramientas críticas y teóricas que los empoderen y emancipen de las relaciones de pasividad en las que están inmersos, para así lanzarlos a una relación activa y consciente. La producción de estas herramientas es la producción de contenidos culturares críticos.

Deja un comentario

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *