Sobre cómo el heavy metal intentó cambiar al mundo en los ochentas

Hubo un momento en los años ochentas donde la idea de ayudar a niños en países subdesarrollados de África estaba de moda entre la comunidad de super estrellas musicales. Si esta ayuda la brindaban de manera desinteresada y completamente conscientes de las circunstancias en las que estos países y sus habitantes se encontraban, o si lo hacían para tener los reflectores encima, es una discusión para otro momento. Es justamente en este efímero episodio de la historia en que los más grandes de los grandes músicos de metal ochentero se reunieron para grabar un sencillo de proporciones legendarias.

Escrita por Ronnie James Dio, Vivian Campbell y Jimmy Bain, Stars es una cápsula del tiempo, una representación de eso que la cultura popular identifica con la octava década del siglo pasado: ropa llamativa, peinados alocados y guitarras chirriantes. En la interpretación participaron miembros de bandas como Ozzy Osbourne, W.A.S.P., Dio, Quite Riot, Blue Öyster Cult, Mötley Crüe y Twister Sisters, entre otras, bajo el nombre colectivo de Hear n’ Aid. El proyecto recaudó un millón de dólares a lo largo de 1985, cifra que ni siquiera se acerca a los 10.8 millones de dólares que We Are the World (canción del mismo estilo escrita por Michael Jackson y Lionel Richie que unió a la comunidad pop con el objetivo de ayudar a los niños de África) recaudó en sus primeros cuatro meses, aún cuando, en mi opinión, Stars es en muchos sentidos una mejor canción.

Tal vez el mundo nunca regrese a la simpleza que caracterizó a los ochentas, pero los que sienten nostalgia por aquella época de neón y laca para el cabello (que no son pocos), tal vez se alegren al recordar este tipo de momentos.

Compañía teatral Tercera Llamada (entrevista)

Nota: Esta entrevista fue realizada originalmente el día 28 de septiembre de 2013, pero por cuestiones técnicas no habíamos podido darla a conocer. A pesar de esto, considero que vale la pena publicarla debido a que la compañía no sólo ha salido adelante, sino que están preparándose para el estreno de su siguiente puesta en escena.

Después de un ensayo de su entonces próxima a ser presentada obra Una Vez en la Isla, me senté con Manuel Martín y Tania Isabella Navarrete, director y estelar de la compañía teatral Tercera llamada, para que nos contaran un poco más sobre su trabajo.

Callejero: ¿Cómo, cuándo y con qué objetivos surgió este proyecto?

Manuel: Bueno, mira, yo tuve una escuela diez años, me retiré un poquito después de la escuela, me fui a los Estados Unidos, trabajé en Radio City Music Hall, y esta temporada que estuve allá me dediqué mucho a ver cómo se entrenaba a la gente que ya tiene experiencia, cómo se les entrena para hacer estos shows, y esto es justamente lo que quiero hacer: yo quiero producir teatro. Yo soy director, soy maestro de teatro y quiero producir teatro. Quiero que eso sea el inicio para formar una compañía de repertorio, de teatro musical.

Tania: He tenido la fortuna de que las compañías son como una familia y siempre nos ayudamos y siempre salimos adelante juntos. No hay individualismo aquí, y eso me gusta mucho.

Manuel: Sobre todo, yo lo que veo es que se prepara a la gente, pero no hay la oportunidad de trabajo para la toda la gente, entonces ¿qué posibilidad tienes de subirte a un escenario? Esto se aprende en la práctica, esto se aprende en las tablas. Mi idea es esto, que la gente se suba al escenario, es como un taller de prácticas escénicas. Cuando hice esto dije: quiero gente que le interese el teatro y que no sea la primera vez que se sube a un escenario, que ya tengan la experiencia de haber estado, para hacer como un taller de prácticas escénicas y de eso crear una compañía de repertorio.

C: ¿Con qué dificultades se han encontrado?

T: Económicas –entre risas.

M: Pues no tanto. Bueno, montar una cosa de estas es un monstruo. Montar una historia con gente que no tiene la experiencia es muy difícil, pero creo que lo estamos logrando, creo que se va a lograr muy bien.

C: ¿Cuáles han sido los momentos más importantes para ustedes hasta este momento?

M: Vamos a lo mejor, vamos al teatro. Es el final, es el resultado de un trabajo de cuatro meses. Ahí es donde se ve el resultado de qué pasó realmente.

C: Personalmente ¿qué representa este proyecto para ustedes?

T: Para mi, representa… pues, yo estoy muy orgullosa, por una parte, por mi trabajo, por que Manuel me llamó porque me vio en Los Miserables y le gusté para el papel. La audición que yo tuve fue para confirmar lo que Manuel sentía que yo podía hacer. Me puse muy feliz por que no creía que fuera capaz de lograr algo así sin siquiera audicionar. Significa mucho, por que hacer teatro me hace muy feliz, mi semana no está completa si no vengo a los ensayos. Es muy feo, para mi, no hacer algo que tenga que ver con el teatro. En mi escuela tengo pintura, y es como lo más artístico de la vida, entonces el único día que disfruto de la semana son los martes por que tengo pintura, y el teatro significa mucho para mi porque esto es lo que quiero hacer el resto de mi vida, y empezar con un proyecto tan grande como este se siente increíble.

M: Yo creo que es el principio de algo muy bueno, se va a oír mucho de Tercera Llamada. Las estrellas de esto son mis actores. Los que se tienen que lucir, la gente con la que se tiene que quedar, es con mis actores, y, bueno, ojalá sea una buena camada, ojalá de estos salga gente que quiera trabajar.

C: ¿Qué piensan el teatro y la escena cultural actualmente en México?

T: Yo pienso que, para empezar, el arte en general, cualquiera de las bellas artes o cualquier tipo de arte que tú practiques, te enriquece el alma, te enriquece como persona, te hace mejor ser humano, por que, a parte de que te conoces mejor a ti mismo, al menos a mi me impulsa a ayudar a los demás con sus líneas, a ayudar a los demás con las coreografías, a mi me gusta mucho… soy muy metiche, siempre soy muy metiche, por que quiero que mi trabajo, y el de los demás, salga bien; eso se refleja en la vida. Creo que el teatro es una exageración muy, muy bonita de lo que vivimos diariamente, y me pone muy triste que en México estuvo Mary Poppins como cinco meses, yo fui a verlos cuando vinieron de Broadway y no se cuanto se quedaron aquí. Lo que me entristece es que no tengan temporadas grandes aquí, es como “de aquí a tanto y bye“, y viene otra obra y otra obra y otra obra… me pone muy triste que mucha gente se quede sin verla por que no tiene dinero o por que no nos han inculcado el teatro, no nos han inculcado las artes desde que somos pequeños. También me enoja que se crea que el teatro es para las mujeres, sólo para las mujeres, cuando, en tiempos de Shakespear, lo que pasaba era que los hombres eran los únicos que podían actuar, así que es algo contradictorio y que no me pone de buenas. Me gustaría mucho que la gente notara que te hace mejor persona y que es lo mejor que puedes hacer por ti. Aunque tu plan no sea ser actor, yo creo que tienes que hacer teatro al menos una vez en tu vida para darte cuenta de si te gusta, de quién eres tú y de lo que puedes lograr, de lo que eres capaz tú de hacer.

M: Creo que [Tania] tiene razón. Yo soy actor, yo empecé actuando desde la universidad… era otro tiempo: no había internet. Para mi las cosas han cambiado mucho, ir al teatro era hacer una temporada de martes a domingo y los teatros estaban abarrotados. Se ha perdido eso ahorita, ya con el internet. Entonces, pues que no se pierda, la gente tiene que ir al teatro. Que la gente joven se acerque a todo esto. Es lo que yo debo hacer: enamorar a la gente joven con el teatro y que se queden aquí.

C: ¿Qué consideran que necesita la escena cultural mexicana para salir adelante?

M: Más oportunidades. Que se le de más difusión. Está un poco monopolizado el teatro, que se le de más difusión, que existan más empresas… pues meternos todos, colaborar con un granito de arena para eso.

T: Creo que hacen falta valores, creo que son la base de todo. Falta empatía, falta tolerancia. Tolerancia en la parte de que si tú quieres hacer algo y no te dejan, eso es falta de tolerancia y es falta de apoyo. Empatía por que nos hacemos llamar la generación más tolerante y abierta: “¡vivan los gays!” y “¡arriba la anarquía!”… no, creo que es la era más controversial y menos tolerante que hemos vivido, y no me gusta que, por ejemplo, se pierda esto, se pierdan los valores. Estamos [estudiando] ética, y nos están enseñando los valores griegos, y ya dije: ¡me voy a tatuar esto!, no ¡esto!, no ¡esto!… entonces, es volver a las raíces, pero a las raíces de todo, que son los valores griegos, y de ahí partir, por que de ahí nace lo que somos nosotros ¡Ay! para mi el teatro es todo, entonces, creo que es muy importante eso.

M: Pero yo no creo que le haga falta nada, en México tenemos muy buen teatro, tenemos una cartelera teatral muy importante, muy importante. Lo que falta es que la gente vaya, por que teatro hay.

T: Que se abran a él, que no les de miedo ir al teatro.

C: ¿Qué hay en el presente y en el futuro para esta compañía teatral?

M: Yo espero que mucho. Yo creo que, sobre todo en el futuro, va a haber mucho. Si vuelvo a decirlo: Tercera Llamada va a dar mucho de qué hablar.

Para estar al tanto de esta compañía teatral, así como de sus nuevas presentaciones, pueden darle me gusta a su página de Facebook y seguirlos en Twitter. Adicionalmente, nos han informado que pronto estarán a la venta las entradas para su nueva obra (una puesta en escena de Embrujada, famoso musical de broadway), así que si quieren conocer de primera mano el trabajo de estos jóvenes artistas, no deberían dejar pasar la oportunidad.