Se volverán humo

Quizá, no des la vuelta para recoger tus huellas
y tus pasos se vuelvan átomos viajeros,
en dirección firme, sobre la placa de otra idea,
y en este intento nulo, desesperado y ansioso,
lo que en ti busco, se vuelva polvo. Continúa leyendo Se volverán humo

Las desbordadas

De entre los recuerdos nacen las salobres pizcas.
Las desbordadas de los ojos refractados,
de los prismáticos gemelos saturados,
donde brotan memorias trocadas en partículas. Continúa leyendo Las desbordadas

La última y nos vamos…

Antes del poema, doy las gracias a todos los que leyeron las publicaciones de este poeta, a los que se encargaron de hacer pública mi obra: al editor, Pablo Valle; a la jefa editorial del área de creadores, Cielo de la Cruz; a Esteban G. Alejandro, a Atzín Nieto, a Rocío Rosete, a Diana Aranda Mendoza; y a los que se me hayan escapado, un disculpa y también las gracias. Gracias porque durante este tiempo me permitieron crecer como poeta. Gracias y nos vemos pronto, ya que tal vez en algún momento comparta mi trabajo en otro proyecto, o tal vez no. Ahora sí, el poema. Continúa leyendo La última y nos vamos…

Linfa

Estás aquí, eco adoptivo, hecho a tu forma.
Sutil ventisca de palabras que cambiaron el telar de la noche
magia de una madrugada que se repartió en cien estrellas,
incendio amoroso que redime al tacto perdido,
plasma de hierro que mancha los botones de la primavera.
Ahora conmigo, rumor de los anhelos que gritan a distancia.
Te volviste la oración de un perfecto sortilegio Continúa leyendo Linfa

Barbie alterada

Tus ojos metálicos radiografían mi mente
ellos saben que lejos de aquí hay un precipicio en llamas
donde debemos caer los motociclistas del siglo 21
la fuga se encuentra entre las pupilas y los cónclaves cosmopolitas
en donde se dictaminan los siguientes embates militares
China versus Japón Irán versus USA Continúa leyendo Barbie alterada

Tu mirada penetrante perfora mi pecho

Tu mirada penetrante perfora mi pecho;
coraza de carne putrefacta
y hueso petrificado y hediondo.
Tu mirada entra en mis entrañas
como ser que calcina los lugares
llenos de nostalgia, de recuerdos,
recuerdos de un amor añejo, Continúa leyendo Tu mirada penetrante perfora mi pecho

Los últimos instantes de un otoño

A mi palma adormilada en la quijada,
le está pesando el tiempo.
Me estorban las cavilaciones en este episodio
lacerante,
en este clandestino momento
que  quiere postergarse,
que  quiere suspenderse entre las ramas
de los últimos instantes de un otoño. Continúa leyendo Los últimos instantes de un otoño